La «no lucha», y el fluir en la vida

Es increíble la cantidad de energía que gastamos al oponernos y luchar contra algunas situaciones de la vida, en las que no podemos actuar, ni hacer nada al respecto.

El yoga nos enseña a fluir, y a poner nuestra atención en el presente, que realmente es lo único que está en nuestras manos.

Empezando con nuestros incesantes pensamientos, muchas veces molestos y repetitivos, nos hacen creer una realidad enmascarada a veces por nuestros miedos, creencias y conceptos.

Es importante, tomar una actitud de observador, y no identificarse con la mente. Es la percepción de esta, la que intentará manipular nuestra existencia y nuestra vida.

Cuando te opones a la realidad, y no aceptas las situaciones que se te presentan es como nadar contracorriente, luchando contra las olas. Es absurdo y acabas agotado.

Esta actitud de aprender a fluir te será de ayuda también en tu práctica de yoga. Si hoy no llegas a alcanzar una postura en concreto, acéptalo, no tengas prisa, ve poco a poco, sigue realizándola cada día, hasta que lo consigas. Empieza conociendo tu cuerpo, quiérelo, escúchalo, solo de esa forma podrás conectar con el completamente.

En la vida, hay que fluir, mantener una actitud de «no lucha», de observador y de constante aprendizaje. Estando presentes en cada momento lograremos una vida más plena y llena de sentido.

María

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s