Teléfono

+34 699 222 647

Correo electrónico

contacto@viveyoga.fit

Horario de atención

Lun - Vie: 10AM - 7PM

Cuando escuchamos la palabra meditar, automáticamente visualizamos la imagen de alguien sentado en el suelo, en posición de loto y cantando mantras.

Curiosamente, no tiene porque ser así, cada uno puede tener su propio concepto sobre la meditación, habitualmente la mayoría de personas creen que es dejar la mente en blanco, y entrar en un estado de iluminación, esta idea, hace que la persona se frustre, al ver que no lo consigue.

Y como todo en la vida, te digo ¡hazlo sencillo!. ¿Por qué?, pues porque el hecho de meditar no es un fin, sino un proceso.

Mi sugerencia es que comiences con periodos pequeños de tiempo, no esperes ver luces, ni levitar. Se tratar de tomar consciencia de que no eres el cuerpo, ni tampoco la mente. Céntrate en esa sensación, para conectar con tu yo interior. Respira, más lentamente de lo habitual. Cuando algún pensamiento venga a ti, tan solo, mandate este mensaje “luego pensaré en ello”, y ante todo medita sin expectativas.

Somos un acumulo de cosas, tanto físicas como mentales. Nuestro cuerpo está formado por todo lo que comemos o hemos comido, ahí está el resultado, bueno o malo. Nuestra mente, también ha acumulado creencias, enseñanzas, vivencias, que hemos hecho nuestras, de ahí esa carga a la hora de meditar.

En el momento en que te centres en lo que realmente eres, habrás aprendido a meditar

María

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: